REFLEXIONES ACERCA DE LA EDAD DE CONSENTIMIENTO SEXUAL

índiceREFLEXIONES ACERCA DE LA EDAD DE CONSENTIMIENTO SEXUAL

En la actualidad, la edad de consentimiento sexual en España es a los 13 años. En este sentido es el país que contempla en su jurisdicción la edad más baja de toda Europa. En Italia y Alemania se sitúa a los 14 años, otros países de la comunidad europea establecen la edad  entre los 14 y los 16 años y, finalmente, Turquía y Croacia determina que este consentimiento sexual coincida con la mayoría de edad, a los 18 años.

En mi opinión, 13 años resulta una edad prematura, ya que se entiende que, aunque depende en gran medida de la madurez de cada individuo, en general es un poco precoz para que el adolescente se encuentre en situación de  realizar un consentimiento con plena capacidad. Y una de  las  muchas consecuencias que de ello se deriva, es que ciertos abusos sexuales infantiles queden impunes,  una consecuencia muy dañina para la víctima, pero también para el perpretador, que desde su impunidad se sentirá más alentado a cometer nuevos abusos.

Recientemente, la Ministra de Sanidad, Ana Mato, propuso a los grupos parlamentarios elevar de los 13 a los 16 años la edad mínima de consentimiento en las relaciones sexuales. En esta propuesta argumentó la conveniencia de tal modificación y aseguró que se realizaba tras la previa consulta con diferentes organizaciones de la infancia.

Aprovechando este movimiento, me gustaría rescatar la reflexión acerca de la educación sexual que trasmitimos a nuestros hijos. Es mi experiencia de trabajo con padres y talleres de padres, cada vez que he ofrecido este tema, siento poca empatía hacia el mismo, y sigo reflexionando cómo hacerlo de una forma eficaz, afrontando con naturalidad que nuestros hijos son seres sexuados y que este aspecto constituye uno más e importante de su educación. Porque los padres no deberían esperar a hablar con los hijos de sexo hasta el momento en que sospechen que pueden empezar a ser sexualmente activos. En realidad deberíamos hablar de ello desde pequeños, con palabras y contenidos adaptados a su edad, pero siempre teniendo muy presente que el sexo es otro aspecto más del ser humano, que requiere de suficiente información y conocimientos como para que nuestros hijos se manejen en este mundo de relaciones, con la mayor competencia posible. De esta manera, ellos van a estar mucho más preparados  para poder defenderse si surgiera una situación de abuso a sexual y para poder disfrutar de unas relaciones sanas y satisfactorias.

Lourdes Fernández-Quintanilla.- Trabajadora social y terapeuta familiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s