BLANCANIEVES: “¿DÓNDE ESTÁ EL PRÍNCIPE AZUL?” (1)

Imagen extraída de rtve.es
Película Blancanieves de Pablo Berger. Imagen extraída de rtve.es

 

BLANCANIEVES: “¿DÓNDE ESTÁ EL PRÍNCIPE AZUL?” (1)

Blancanieves es una película dirigida por Pablo Berger en 2012 que está inspirada en el clásico cuento de los hermanos Grimm.

Es una película extraordinaria, que imita el modo narrativo del cine mudo, abiertamente expresionista, con una bellísima fotografía en blanco y negro.

Una de las cosas que más llaman la atención de este texto, en comparación con el cuento de los hermanos Grimm, es su desenlace que contradice el sentido del texto original de manera radical.

Si estudiamos la bibliografía que analiza los cuentos populares, comprobaremos que suele coincidir en considerarlos como versiones de un viaje iniciático, un tránsito desde la infancia, la inmadurez y la ignorancia a una edad adulta, a través de numerosas pruebas. En este sentido, se considera que los cuentos representan procesos psíquicos de individuación, de crecimiento, de separación de los padres.

En este escenario iniciático, las representaciones de la muerte de los protagonistas pueden interpretarse como un morir a la infancia y, consecuentemente, la resurrección tiene que ver con un nuevo nacimiento a un lugar adulto. Esta resurrección siempre tiene lugar a través del amor y supone ascender a la categoría de adulto, fuera del universo endogámico familiar, para ocupar el lugar que le corresponde en la cadena de las generaciones.

En el caso del cuento de Blancanieves se percibe con claridad la complejidad de las relaciones familiares que están en juego: es una historia de celos, de rivalidad, de un progenitor narcisista amenazado por el crecimiento de la hija, hasta que consigue matarla con la manzana como a una nueva Eva. En el universo simbólico de los cuentos, Blancanieves debe morir a la infancia, alejándose de esos sentimientos, permitiendo que su deseo pueda desplazarse fuera de la familia, para poder simbolizar, metaforizar, morir a la plenitud imaginada en la infancia. Y el paso desde la endogamia a la exogamia se produce muy precisamente a través de ese príncipe azul cuyo amor despertará a la heroína.

Pero en la película de Berger no existe ningún príncipe azul, lo que viene a representar un déficit de lo masculino que se observa en otros elementos de la película y en numerosos ámbitos de nuestra Cultura. El padre de Blancanieves en su silla de ruedas, el amante de la madrastra como un mero pelele objeto de goce, los enanitos de feria y la constatación de que ningún hombre podrá rescatar a esta joven del designio de su madrastra.

Blancanieves yace muerta en una barraca de feria, un tugurio para la necrofilia, y podemos imaginarla llena de esperanza, con su legítima aspiración erótica. Pero ningún hombre dará la talla y su lágrima representará esa imposibilidad del amor.

De hecho, la película refleja el derrumbe de lo masculino, en concordancia con la aparición de una mujer todopoderosa que causa que ningún hombre esté a la altura, es decir, que sean impotentes para la relación sexual. Dificultad para el amor, para la sexualidad, y triunfo de un narcisismo desaforado representado por esta madrastra.

La muerte definitiva de Blancanieves es por tanto un signo preciso de la falta de amor y de sexualidad porque Eros es la fuerza que arranca al sujeto de sí mismo y lo conduce fuera, hacia otros. Es como si en nuestro mundo no tuviera cabida el amor ni la pasión ni el compromiso. Como si tanto narcisismo hubiera conseguido finalmente que el otro desaparezca.

Luis Manuel Estalayo Martín. Psicólogo Clínico

Anuncios

2 comentarios

  1. Es difícil aportar algo al análisis que hace L. M. Estalayo, profundo conocedor de los significados que encierran los cuentos populares, de esta estupenda película de Pablo Berger. Voy simplemente a apuntar alguna reflexión que complementa la tesis que mantiene L.M. Estalayo sobre el derrumbe de la masculinidad y la exaltación del goce narcisista en nuestra sociedad.

    Byung Chul Han escribe en su ensayo La agonía del Eros; “el amor se positiva hoy para convertirse en una fórmula de disfrute, debe generar ante todo sentimientos agradables, no es una narración, ni un drama, es emoción y excitación sin consecuencias, libre de la negatividad de la herida”. Alain Badiou en su libro “Elogio del amor” se refiere a la conocida web de encuentros Meetic (cuyos eslóganes prometen “amor sin azar”, “sin sufrimiento “, “eficazmente seleccionado”), como una propuesta de “amor asegurado a todo riesgo”, que contradice lo que casi todos pensamos del amor, que da a la vida intensidad y significado “y que no puede existir en ausencia total de riesgo”. Bauman (en su libro Amor Liquido) explica que el consumismo “ha degenerado nuestros vínculos afectivos personales al tratar al otro, ya sea amante o prójimo, como una mercancía más de la que puedes desprenderte”

    El derrumbe de la masculinidad conduce a la crisis del Eros, a un sujeto narcisista que no es capaz de reconocer al otro en su alteridad y que cada vez más vive en su propia mismidad. Incapaz de fijar sus límites, representa el mundo como una proyección de sí mismo. La sociedad de consumo aspira a eliminar esta alteridad original por diferencias consumibles. Pero bajo la apariencia de una ilimitada oferta, de numerosas y continuas posibilidades de elegir, se esconde la tristeza de lo igual y repetido.

    Es posible que Pablo Berger no tuviera otro remedio que matar a Blancanieves, en su versión actualizada de este clásico cuento, cuando descubrió lo imposible que iba a ser que encontrará al “príncipe azul”. Debió pensar que era más digno final una Blancanieves muerta que inmersa por siempre en una profunda melancolía.
    Rafa Garrido

    • Agradezco tu amplio y ” denso” comentario. Te invito a leer la proxima entrada “Malefica” que retoma el tema de Eros y el narcisimo…y te animaria a seguir aportando tus opiniones, para pensar juntos temas tan complejos, con la ayuda de Byung-Chul Han.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s