U: Hijos únicos

baby love
Imagen extraída deblogs.trome.pe/padresehijos

U: Hijos únicos

El niñ@ es “el creador” de la familia. Solo cuando él hij@ llega, se produce el cambio y la persona, o pareja, de forma automática se transforma en familia.

Ser progenitor de un hij@ unic@ no es mejor ni peor, sino diferente. A simple vista puede parecer más fácil educar a un solo hijo y, ciertamente, implica mayor simplicidad práctica y logística, pero, sin embargo, conlleva mayor complejidad psicológica. Y aquí radica la diferencia que como padres debéis tener presente.

En esta diferencia piensa que ser hij@ unic@ no quiere decir ser más mimado, por lo general los hijos únicos no están más mimados que el resto, ni tampoco es equivalente a que sea egoísta. Pero ciertamente reciben más atención parental, por lo que tienden a sentirse el centro del mundo, que es donde sus padres, casi inevitablemente, les colocan con mucha frecuencia. Un aspecto a tener en cuenta es considerar que para los hijos únicos los padres desempeñáis un papel todavía más fundamental en su vida, ya que sois su referente y modelo, y debéis ser muy cuidadosos para permitir que pueda desarrollar su propia identidad diferenciada de la de sus progenitores.

No seas excesivamente exigente con él, ni demasiado indulgente, no le sobreprotejas intentando resguardarle de los fracasos, peligros o sufrimientos, por eso evita intervenir o salir en su defensa en los conflictos que inevitablemente tendrá en sus relaciones sociales.

A vuestro hij@ le estás estimulando mucho, es fácil que llegues a pensar que es mayor de lo que es, incluso puedes llegar a exigirle más de lo que le corresponda. Evita tratarle como si tuviera más edad de la que tiene. Recordar que tras esa madurez extrema que muestra, se esconde un pequeñ@ niñ@ insegur@.

Intenta promover que se rodee de suficiente compañía de otros niños o adolescentes, porque esta compañía es esencial para que puedan crecer de forma saludable. Tendríais que tender a construir una casa simbólicamente abierta, aunque a tu hij@ le pueda resultar algo difícil o, al menos, confuso. Tiene menos oportunidades de socialización y, por lo tanto, menores habilidades, por lo que es muy recomendable que vuestro hij@ pase tiempo con otros niños, conviviendo con ellos. En este objetivo también es aconsejable organizar actividades con otras familias o con la familia extensa (celebraciones familiares, una salida al campo, visita a un museo, etc.). Puede ser hijo único, pero eso no quiere decir que sea hijo solo.

Y, finalmente, también es importante iros entrenando en las separaciones desde muy pequeños, como una herramienta más de su proceso educativo. Él o ella tienen que hacer su camino y vivir sus experiencias, si habéis construido en tu hij@ un apego seguro, este le permitirá ser libre, independiente y autónomo en su adultez.

Lourdes Fernández-Quintanilla (Orientadora familiar)

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s