Diagnóstico social (y 2)

DSCN0205

Diagnóstico social (y 2)

Luis Manuel Estalayo Martín – Psicólogo Clínico
www.estalayopsicologo.com

La sociedad del cansancio y de la digitalización que se ha descrito anteriormente queda también definida por Byung-Chul Han como «un infierno de lo igual» en La sociedad de la transparencia (2013). En esta sociedad todo tiene que ser igual, uniformado; todo positivo y políticamente correcto para que las comunicaciones sean rápidas sin que ninguna negatividad las lentifique. Todo lo complejo o denso, cualquier afecto negativo o contradictorio, cualquier pensamiento original o distinto al resto, deberá ser eclipsado porque dificultaría una comunicación vertiginosa de informaciones.

Como vehículo prioritario de ese tipo positivo de información, el lenguaje también debe ser formal, maquinal y simple, sin ambivalencia. Pero se trataría de un lenguaje no humano, en tanto que la experiencia del ser humano incluye el dolor, el sufrimiento y la ambivalencia; y, sin estos ingredientes, el lenguaje estaría ausente de sentido vital.

En la sociedad en la que todo debe ser transparente tampoco se toleran las lagunas de información ni de visión, los espacios vacios. El individuo debe estar constantemente inmerso en distintos estímulos para todos sus sentidos. Pero de nuevo cabe preguntarse el tipo de sujeto que se puede ir creando en estas circunstancias, porque sin cierto vacío, sin un espacio para la quietud y la reflexión, ¿cómo pueden surgir el pensamiento o la creatividad?

En efecto, en la sociedad de la transparencia existe una tremenda y constante cantidad de información que eleva el ruido, pero no el sentido ni la verdad. Porque el pensamiento y la reflexión necesitan del silencio. De ahí la crisis contemporánea de la filosofía y del arte o, más en general, la crisis del espíritu. De ahí la irrupción de un reino de barbarie y estupidez ajeno a toda auténtica libertad.

En una sociedad así definida también el amor debe ser un arreglo de sentimientos agradables, sin complejidad ni consecuencias. Como un amor planificado, plano y domesticado sin ningún tipo de sufrimiento, sin negatividad.

En el universo de la positividad todo se convierte en mercancía que tiene que exponerse para ser. Se trata precisamente de ser producto de atención, anhelando un «me gusta». En este sentido, cada sujeto es su propio objeto de publicidad, dentro de una sociedad pornográfica.

Pero la pornografía arrasa a Eros y al sexo, aniquila al cuerpo mismo: «Lo problemático no es el aumento de imágenes, sino la coacción icónica de convertirse en imagen». La transparencia quita el encanto del misterio, de la fantasía, del enigma, del placer imaginativo del preludio y del desenlace.

Este aspecto pornográfico de la sociedad es enfatizado por el capitalismo porque lo expone todo como mercancía y lo entrega a la hipervisibilidad. «El exhibicionismo y el voyeurismo alimentan las redes como panóptico digital».

Alguno de estos aspectos son retomados y ampliados en La agonía de Eros (2014). En este interesante texto, Byung-Chul Han recuerda cómo Eros se dirige necesariamente al otro para existir; pero si todo es y debe ser igual, si no se toleran las diferencias, no puede haber experiencia erótica. En este sentido, estaríamos dando lugar a un mundo de sujetos narcisistas, donde el entorno no sería sino una proyección de sí mismo. Individuos agotados y deprimidos, incapaces de salir de su embrujo narcisista.

En este contexto, el sexo sería contemplado únicamente como «rendimiento», como un ejercicio que formaría parte del «tú puedes» neoliberal, una coacción más al vivirse sin análisis ni reflexión sobre el deseo.

Y el amor domesticado sería una sencilla fórmula de consumo sin negatividad, un nuevo cálculo del hedonismo. Y, de ahí, concluyo junto a Byung-Chul, «al amor de hoy le falta toda trascendencia y transgresión».

Anuncios

2 pensamientos en “Diagnóstico social (y 2)

  1. Muy interesante también esta segunda reflexión bajo el mismo título. El artículo expone numerosos contenidos de gran profundidad para leer y analizar en detalle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s