Huérfanos de violencia de género

Gabriel Cruz
Gabriel Cruz. Fuente: http://www.mediaset.es.

Huérfanos de violencia de género

Lourdes Fernández-Quintanilla
Orientadora familiar

En relación con el reciente fallecimiento de Gabriel, y aún sabiendo que éste se ha producido en unas circunstancias muy diferentes, me gustaría poder hacer un breve comentario sobre los menores huérfanos de violencia de género y cómo éstos son casi invisibles para la sociedad en general.

Han sido tan ignorados que ni siquiera aparecían en las estadísticas oficiales de víctimas de violencia de género, que se comenzaron a registrar en el año 2013. La inclusión de los menores como víctimas de violencia de género fue más tardía ya que sólo se han contabilizado desde julio del 2015, fecha en la que se reformó la Ley para incluir a los niños.

La Fundación Mujeres estima que, desde el año que comenzaron a registrarse cifras, hay aproximadamente 500 menores que se han quedado huérfanos.

Aportamos los datos de estos últimos años:

  • Año 2013: 6 menores asesinados. 42 huérfanos.
  • Año 2014: 3 menores asesinados, 40 huérfanos.
  • Año 2015: 8 menores asesinados, 18 huérfanos.
  • Año 2016: 1 menor asesinado, 26 huérfanos.
  • Año 2017: 8 menores asesinados, 27 huérfanos.

La violencia de género afecta a los menores porque aprenden a convivir con ella, interiorizando modelos poco adecuados. La utilización de estos menores para hacer a su pareja o expareja el mayor daño posible es una estrategia que es utilizada por algunos agresores y no se puede responsabilizar de ello al alcohol. Sólo en un porcentaje insignificante de agresiones éstos han actuado bajo los efectos del alcohol o han tenido afectadas las facultades psíquicas.

Detrás de cada muerte por violencia de género hay un drama familiar. Su madre ha fallecido y, en ocasiones, el padre también; o se puede encontrar en prisión. Además, este drama se extiende casi inevitablemente hacia toda la familia extensa de los agresores, por lo que los menores, con mucha frecuencia, pierden el contacto con esta rama familiar o la comunicación se realiza con grandes dificultades.

Normalmente son los familiares los que se hacen cargo de los menores huérfanos, especialmente los abuelos maternos. Progenitores que han perdido a una hija en circunstancias violentas y que, posteriormente, tienen que asumir la crianza de los nietos en unas condiciones de duelo y pérdida traumática muy difíciles para ellos.

Anuncios

Un comentario

  1. Gracias Lourdes, por tu testimonio sobre la infancia vulnerable, por poner voz, y sensiblidad a su sufrimiento una vez más, y por tu persistente y larga trayectoria profesional y personal.

    Elena Almaraz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s