¿Quién tiene tiempo para las emociones?

image_ec516d49-ec05-42a4-87de-9616d27955cb20200306_195626Viñeta de adela xd

 

¿QUIÉN TIENE TIEMPO PARA LAS EMOCIONES?

 

EVA BIELSA DALTILIA

Psicóloga

 

“Un hombre que es dueño de sí mismo pone fin a un pesar tan fácilmente como inventa un placer. No quiero estar a merced de mis emociones. Quiero usarlas, disfrutarlas, dominarlas.”

Oscar Wilde

 

En nuestro día a día, llevamos una vida acelerada con un gran número de ocupaciones, con muchas tareas que hacer y muy poco tiempo para realizarlas todas. Con este ritmo de vida, en el que debemos administrar y repartir nuestro tiempo entre un gran número de tareas, recados y trabajo, pero tratar de sacar tiempo para el ocio, la familia y seres queridos, muy poca gente se cuestiona la necesidad de dedicarse tiempo a sí mismo y menos aún dedicar tiempo a comprender nuestras emociones. Hay demasiadas cosas que hacer para pararse a pensar en las emociones que experimentamos y en su significado ¿quién tiene tiempo para las emociones?

Sin embargo, aunque no las prestemos atención las emociones están ahí, por mucho que tratemos de ignorarlas. Las personas que no quieren atender sus emociones, no es que no tengan, sino que van a experimentar las emociones de forma automática, es decir, “se van a dejar arrastrar por sus emociones, sin ponerles nombre, sin querer cambiarlas y como mucho van a reprimir aquellas emociones que les molesten” (Elsa Punset).

Aunque tratemos de ignorarlas, las emociones seguirán ahí, se irán acumulando hasta que al final acaben por manifestarse, físicamente o de forma inconsciente. Por tanto, a la larga no servirá de nada tratar de reprimir nuestras emociones, estas acabarán por “explotar” y salir a la superficie. Por este motivo, es importante sacar tiempo para nosotros, para comprender como nos sentimos y la causa que ha provocado dicha emoción, para poder así gestionar dicha emoción y realizar un cambio. Todas las emociones tienen una razón, nos están transmitiendo un mensaje de que hay algo que necesitamos expresar, entender o cambiar.

Para poder realizar este proceso de análisis y comprensión de las emociones es necesario contar con las herramientas adecuadas que nos permitan gestionarlas de una forma adecuada, es decir, necesitamos contar con determinadas habilidades emocionales para poder gestionar los recursos que nos ofrecen las emociones y ser capaz de regularlas, de lo contrario, pueden volverse disfuncionales y desadaptativas, generando en el individuo un desgaste de su adecuado funcionamiento (Erber et al., 1996, tomado de Hervás, 2011).

Estas habilidades y estrategias emocionales es lo que algunos autores llaman “inteligencia emocional”. Este término aparece por primera vez en la literatura psicológica a raíz de un escrito de los psicólogos de origen americano Peter Salovey y John Mayer (1990). Sin embargo, el concepto se difundió más adelante con la publicación del libro “La Inteligencia Emocional” de Daniel Goleman (1995). En concreto la definición que dan los autores Peter Salovey y John Mayer de la Inteligencia Emocional (IE), es una habilidad de las personas para atender y percibir las emociones, para procesarlas de manera adecuada, comprenderlas, regular y modificar nuestro estado de ánimo (Mayer y Salovey, 1997). Otra definición de Inteligencia Emocional es la que da el autor Reuven Baron (1997, 2000), quien la define como el grupo de habilidades que intervienen en la capacidad de la persona para hacer frente a las demandas del medio ambiente, en concreto, son habilidades: emocionales, personales e interpersonales (tomado de Casellas et al., 2018).

Cuando en el individuo aparece una ausencia de estas habilidades y estrategias emocionales que hemos mencionado, es decir, cuando carece de inteligencia emocional o esta es baja, las emociones superan las expectativas del sujeto y su comprensión, siendo incapaz de controlarlas y originando una cascada de problemas emocionales, lo cual se repite en numerosos trastornos psicopatológicos.

Es por esta razón, que muchos autores consideran el déficit en la regulación emocional (uno de los componentes de la inteligencia emocional según John Mayer y Peter Salovey) un factor común que se repite en más de la mitad de los trastornos del eje I y todos los trastornos de personalidad del eje II (Gross y Levenson, 1997, tomado de Hervás, 2011). Más específicamente, algunos autores señalan la necesidad de tener en cuenta la inteligencia emocional e incluir algunos de sus componentes como, por ejemplo, un módulo de regulación emocional para tratar los trastornos emocionales ( Barlow et al., 2004, tomado de Hervás, 2011).

Para tener una buena salud emocional y evitar esta cascada de problemas emocionales, es importante no dejar desatendidas nuestras emociones dedicando tiempo para ver como nos sentimos y que emociones hemos experimentado.

También debemos ser conscientes de la gran cantidad de cosas que realizamos durante el día de manera automática de forma que cuestionemos nuestro comportamiento. En palabras de Elsa Punset, si no se presta una atención consciente a las emociones acabas por repetir patrones”, es decir, te acaban pasando las mismas cosas (te pones triste por las mismas cosas o te enfadas por lo mismo… etc). Además, debemos pensar en pequeños cambios que podemos hacer en nuestro día a día para poder salir de esos patrones.

Por último, es importante poner nombre a las emociones para conocer la emoción y que aparezcan en nuestra parte consciente, conocerlas ayudará a ser capaz de gestionarlas. Si sabes a lo que te enfrentas lo harás de la manera adecuada y usaras las herramientas correctas. Si somos capaces de seguir estas directrices en nuestro día a día y dedicar tiempo a nuestras emociones, esta dedicación tendrá un gran impacto en nuestra vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s